Muelles de Chiloé

El archipiélago de Chiloé ubicado al sur de Chile, es conocido por sus icónicas Iglesias construidas en madera, 16 de ellas declaradas Patrimonio Histórico de la Humanidad por UNESCO, y sus coloridos palafitos. En su costa noroeste se pueden observar las inmensas ballenas azules. Chiloé se caracteriza por ser un lugar mágico para sus habitantes, lleno de historias, mitos y leyendas que giran alrededor del mar y su importancia en la vida y costumbres de sus pobladores. Las increíbles estructuras de sus variados muelles son un entretenido paseo para los más curiosos viajeros.

Muelle de La Luz, ubicado en el sector de Chepu en Ancud, al igual que la mayoría de ellos, fue impulsado por los Pescadores Artesanales Mar Adentro de Río Chepu para diversificar el turismo sustentable de la zona. Este muelle, obra del escultor Marcelo Orellana, es una gran pasarela de madera que brinda una panorámica de 360° de las costas de la zona norte de la isla. No se puede acceder por tierra, la única forma de llegar a él es atravesando el río Chepu. Debe su nombre a que los lugareños dicen que por las noches durante su construcción se veían luces en el mar y cuenta la leyenda que las parejas que suban de la mano hacia el muelle no se separarán jamás.

Muelle de Las Almas, es el muelle más conocido de Chiloé, ubicado en Punta Pirulil fue creado también por el escultor Marcelo Orellana y debe su nombre a la leyenda que por las noches, en los alrededores de Cucao junto al romper de las olas en los roqueríos, se escuchan los gritos, llantos, lamentos y súplicas de las ánimas de almas en pena que vienen hasta Punta Pirulil para esperar al balsero Tempilcahue, encargado de llevar las almas que mueren en tierra al mundo espiritual. Se dice que si las escuchas gritar, no debes responderle ni hablarles por su nombre: “Ánimas de Cucao”, ya que si lo haces, tras un año, la muerte vendrá a buscarte para que formes parte de ellas, ruegues y solloces perpetuamente por el descanso eterno.

Muelle del Tiempo, está a tan solo 30 minutos del Muelle de Las Almas, en Punta Pilol, a diferencia del muy turístico y atiborrado Muelle de las Almas, este muelle en espiral, emplazado sobre la ladera del risco brinda un tranquilo espectáculo interrumpido solo por el cantar del chucaco y las aves de agua dulce que revolotean en el río Pumol.

Muelle Refugio del Mar, es un muelle poco conocido en la ribera del estero Pindo de la isla Quehui en la comuna de Castro, se puede llegar a él por mar o caminando cuando la marea está baja. Es una curiosa pasarela que se alza 2 metros y cumple doble función: cuando la marea está baja sirve como mirador y cuando la marea sube se convierte en muelle.